Inclusión financiera

Paraguay ha avanzado significativamente en materia de inclusión financiera en los últimos años, al tiempo que se han impulsado normativas tendientes a facilitar la inclusión financiera, que incluye la adopción de cuentas básicas de ahorro y los corresponsales no bancarios; para lo cual se realizaron cambios importantes en la legislación bancaria a efecto de ejercer una mejor supervisión, así como también, en forma paralela, la implementación de numerosas iniciativas para lograr una mayor alfabetización financiera.

Educación financiera. Se viene capacitando a los docentes en materia de educación financiera, llegando a 2.620 docentes en todo el territorio nacional. Así también se ha trabajado en introducir a la malla curricular una materia Educación Económica y Financiera como materia obligatoria en el tercer año de la educación media, en el bachillerato con énfasis en ciencias sociales. En esta nueva malla curricular los alumnos aprenden temas relativos al ahorro, crédito, presupuesto, etc. Entre otros aspectos relevantes, se mencionan los concursos de ensayos, la Primera Feria de Educación Financiera, videos educativos en YouTube, cuentos para niños, entre otros.

Seguros. En materia de seguros, se capacitó a 456 alumnos de diversas instituciones educativas universitarias, colegios y corredoras de seguros en la Campaña Nacional de Educación Financiera "Más vale saber," a la cual se adhirieron 20 compañías de seguros. Además se concretó el análisis técnico para la adecuación del plan destinado al Microseguro Social, destinado a beneficiar principalmente a los participantes de los programas sociales de transferencias monetarias como Tekoporā (13.109 familias) y Abrazo (2.000 familias), mediante el cual las familias beneficiadas podrán acceder al servicio de una cobertura seguro de Vida y Sepelio para sus integrantes. Asimismo, se tiene previsto desarrollar el Microseguro Agrícola con el propósito de cubrir a aquellos productores de más escasos recursos ante las contingencias, actualmente en proceso de conformación de esta mesa de trabajo.

Bancarización. Desde 2011, el BCP ha emitido normativas que facilitan el acceso y uso de servicios financieros formales para los que se encuentran excluidos del sistema financiero, entre las que se pueden mencionar el reglamento para el uso de los corresponsales no bancarios, la regulación de las cuentas básicas de ahorro, que a abril de 2017 ascienden a 184.610 cuentas, las cuales no requieren monto mínimo de apertura, ni saldo promedio mínimo de mantenimiento, y principalmente la reglamentación de los medios de pagos electrónicos.

Atención al usuario. Fue creada la Oficina de Protección al Consumidor Financiero, la cual trabaja sobre la transparencia informativa desde el Banco Central del Paraguay, mediante estudio de normativas ya emitidas así como el diseño de proyectos de normativas sobre reglamento que establece la necesidad de que las entidades financieras sean los órganos primarios en brindar protección a los consumidores financieros con la finalidad de mejorar los mecanismos de atención ofertados; que incluyen criterios y metodología de cálculo y publicación del costo total financiero.

Pagos. Fueron definidas las normativas aplicadas al dinero electrónico y crean las Entidades de Medios de Pagos Electrónicos (EMPES), que regulan una amplia cobertura de servicios financieros móviles. Hoy día, el dinero móvil, es el medio más utilizado para realizar envíos de dinero a nivel nacional.

Por otro lado, se emitió la norma sobre cuentas de remuneración, lo cual permite que dichas cuentas puedan ser utilizadas para depósitos, desembolso de préstamos, pagos, transferencias electrónicas, débitos automáticos, entre otras operaciones. En Paraguay existen aproximadamente 550 mil cuentas de pago de remuneraciones, las cuales se ven beneficiadas con esta medida a través de una cuenta bancaria o a una cuenta de dinero electrónico, desde la cual se pueden realizar todo tipo de operaciones permitidas por la Ley.

Fomento al crédito. El Gobierno Nacional ha sumado esfuerzos para que más paraguayos puedan acceder a créditos con plazos adecuados. Es por ello que en el último año, en el periodo mayo 2016 a abril 2017, se han canalizado más de 6 mil créditos, por un monto superior equivalente a USD 301 millones, lo que además ha permitido generar empleos para unos 53 mil compatriotas. El plazo promedio para dichas operaciones es de 13 años, a tasas finales de 11 por ciento en promedio. Con esto, varios sectores fueron beneficiados, en especial los sectores de servicios, inmobiliario, industrial, microempresas, agroganadero, entre otros.

Entre otras acciones se puede mencionar el trabajo realizado en el marco de la Ley N° 5.628 "Que crea el Fondo de Garantía para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas," fue reglamentada por el Gobierno, con lo cual se capitalizará al Fondo por un monto aproximado de USD 10 millones (contrato de préstamo con el BID y fondos disponibles en el marco de la Ley N° 606/95). La nueva normativa apunta al desarrollo del sector de las MiPyMEs, brindando un apoyo crediticio efectivo a un segmento importante de la economía nacional, el cual es el principal generador de empleos en el país.

Banco Nacional de Fomento. El banco ha venido mejorando su desempeño y participación dentro del sistema financiero, fundamentalmente a través del crecimiento de su patrimonio, producto de las capitalizaciones de sus respectivas utilidades.

En el periodo comprendido entre 1 de julio de 2016 al 30 de abril de 2017, el banco otorgó créditos por el importe total de G. 1,6 billones, siendo beneficiados en forma directa productores agrícolas, ganaderos, industriales, artesanos, comerciantes, cooperativas, distribuidos en todo el territorio del país, así como, préstamos para la vivienda y de bienestar familiar.

Aplicó políticas crediticias orientadas a incrementar los préstamos destinados al sector productivo a tasas de intereses altamente competitivas y obtuvo resultados altamente positivos, reflejados en los principales indicadores financieros, de solvencia y operación, al mes de abril de 2017, detallados a continuación:

  • Un indicador de solvencia patrimonial de 57,11 por ciento, ratio que cuadruplica el mínimo legal exigido a los bancos para operar.

  • Un índice de morosidad del 2,76 por ciento, indicador que se mantiene en un nivel aceptable y por debajo del promedio del sistema (la meta fijada es cerrar con una tasa menor a 2,2 por ciento).

  • Un saldo de depósitos del público de G. 6 billones, con un crecimiento del 8,5 por ciento con respecto al saldo inicial observado al mes de junio 2016.

  • Un patrimonio neto de G. 1,36 billones, con un crecimiento del 15,2 por ciento con relación al importe registrado al mes de junio de 2016.

  • Una utilidad de G. 194.729 millones, al cierre del 2015 y una utilidad de G. 79.583 millones a abril 2017, cuyos resultados consolida cada vez más la buena posición y situación económica y financiera de la Entidad.

Crédito Agrícola de Habilitación. Créditos otorgados para agricultura, ganadería, microemprendedurismo, turismo rural y otros, dando mayor énfasis a sectores más vulnerables, estimados a junio del 2017 en G. 117.000 millones. En cuanto al comportamiento anual histórico de los desembolsos, se registran G. 170.870 millones, G. 188.320 millones, G. 223.225 millones, G. 236.508 millones, G. 321.012 millones, G. 238.794 millones durante los años 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016, respectivamente. Dando cobertura a nivel nacional, con 72 puntos de atención, también se cuenta con las tasas y plazos adecuados para cada tipo de proyecto con mínimos requisitos.

Actualmente, el CAH cuenta con 75.950 clientes activos, pudiendo decir que equivaldría a igual número de familias que recibe la ayuda crediticia con la cual podrá mejorar su nivel de vida. El porcentaje de mujeres clientes actual equivale al 27 por ciento, con la idea de ir aumentando y llegar al 50 por ciento. Con relación a su comportamiento anual histórico se registran 60.678, 61.776, 66.211, 65.179, 66.142, 77.659 clientes al cierre de los años 2011, 2012 2013, 2014, 2015 y 2016, respectivamente.

Actualmente, el 27 por ciento del total de clientes registrados, se encuentra conformado por mujeres titulares de crédito. Cuyo comportamiento anual registra una participación del 24, 26, 30 y 28 por ciento durante los años 2013, 2014, 2015 y 2016, respectivamente.

Por otro lado, durante el año 2017, se han incorporado 5.727 nuevos clientes. Durante los años 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 fueron incorporados 4.999, 12.474, 9.747, 8.241, 10.841 y 7.404 nuevos clientes, respectivamente.

Caja de Jubilados y Pensionados de la ANDE. La CJPPA ha cumplido con sus objetivos misionales, entre ellos la correcta administración de los recursos financieros, de manera segura y austera, atendiendo con regularidad y de manera expeditiva todos los asuntos de su competencia, prestando especial atención a la optimización de los resultados financieros, sin dejar de tener en cuenta las demandas crediticias y sociales de los afiliados, el cual durante el ejercicio fiscal 2016 se obtuvo un resultado de G. 60.247 millones.

Caja de Jubilaciones y Pensiones de Empleados Bancarios. Hasta el año 2016, 2013 afiliados que han llegado al logro luego de 30 años de aporte, han accedido al beneficio de jubilación ordinaria; otros 4 acreditaron incapacidad. En el área de pensiones han sido beneficiados 661 herederos.

En el año 2016 pudieron acceder a una vivienda 394 afiliados a través de créditos para compra de vivienda de tipos hipotecarios, por un valor total de G. 94.211 millones.

 


 

Caja de Jubilaciones y Pensiones del Personal Municipal. Al mes de abril de 2017, se otorgaron beneficios de jubilación a 1.782 personas, mientras que G. 18.746 millones fueron asignados para la concesión de 2.422 préstamos entre junio de 2016 y abril de 2017.